Quizás has escuchado sobre estos dos términos y a lo mejor sientes que te hablan en chino, muchas veces hasta tienes que acudir con un experto para que te explique y lo que es peor, por más que te ilustre con plastilina nunca terminas entendiendo bien su diferencia.

En NIS, nos interesa capacitar a nuestros clientes y futuros, que sepan qué les estamos ofreciendo y de qué forma lo pueden aprovechar para sus negocios, por ello, hoy pretendemos aclararte las diferencias de estos dos conceptos, para que no todo sea un enredo y no tengas que sentirte un completo ignorante cuando te hablan de hosting y servidor.

Empecemos por definir servidor ¿qué es? ¡Sencillo! es el equipo o máquina que está conectada a Internet ofreciendo diversos recursos. En un mismo servidor puede haber varios hostings, por lo que si se contrata un hosting es posible que en la misma dirección IP del servidor se encuentren diferentes hostings o alojamientos web.

Por su parte el hosting es solo un espacio de alojamiento en el servidor utilizando ciertos recursos técnicos. El hosting es intangible y digital, es decir se puede determinar qué es lo que llamamos comúnmente como “nube”, dado que nos permite almacenar información, imágenes videos.

Lógicamente siempre será mucho más fácil tener un hosting, que comprar un servidor, pero si lo que pretendes es tener muchos hosting y mayor control técnico, lo más recomendable es un servidor.

Creo que la diferencia quedó clara ¿verdad? Pero era importante la aclaración, para que sepas qué estas adquiriendo y por lo que estás pagando.

¿Sabes qué es lo mejor? Que en NIS te ofrecemos el hosting pero además el servidor también y ¡qué mejor si no es con nosotros!, te brindamos la mejor asesoría para ajustarnos a tus necesidades.