A medida que más nos vamos involucrando con las redes sociales y que definitivamente nos damos cuenta que si una marca no quiere estancarse en el mercado, prácticamente se ve obligada a tener presencia en Facebook, Instagram twitter, Pinterest, etc., sino quiere verse opacada por otras empresas, el término de community manager comienza a ser mucho más familiar entre nosotros.

El término de community manager se define como el gestor y administrador tanto de los contenidos, como de la red social, un community manager es la cara de la empresa en las redes sociales, que día tras día tiene que velar por mantener una comunicación constante con los clientes y aumentar el número de fans, en pocas palabras es el responsable de la comunidad en internet de una compañía.

Ahora que sabemos qué significa te preguntarás: ¿qué debe tener un buen community manager?

Quizás las características varíen dependiendo de una marca a otra y de las diferentes redes sociales, pero quizás estos tips te servirán como punto inicial para que el manejo de tus redes sea todo un éxito.

1. Un community manager debe ser ante todo un buen comunicador, saber cómo a quién y cuándo expresarse.
2. Es fundamental una buena ortografía, recuerda que como eres la cara de tu organización, una palabra mal escrita dejaría mucho que decir ¿no crees?.
3. Creatividad a la hora de generar los contenidos.
4. Permanente comunicación con su público, es decir, si interactúan o preguntan, debes también corresponderles y darles respuesta a sus inquietudes y necesidades.
5. Saber trabajar en equipo.
6. Preguntarle constantemente a tu público si los contenidos son bien acogidos por ellos e idearse muy bien la forma de saber qué otros contenidos les gustaría consumir.
7. Total sentido de pertenencia por su marca u organización, nada más emocionante que un community manager apasionado tanto por la compañía, como por la comunidad.

NIS - Nueva Ingeniería de Sistemas

Recordemos que estas cualidades no son absolutas y que van a variar de acuerdo a cómo se quiera proyectar la compañía, pero en términos generales, si tienes en cuenta las anteriores características manejar tus redes sociales corporativas no será un caos.