A la hora de comprar un computador analizamos ¿cuál es el procesador con el que cuenta, en qué se diferencia uno de otro, qué me ofrecen, cuáles son sus ventajas y para qué actividades específicas me sirve uno, a diferencia del otro? si eres de los que pasa por alto estas preguntas, pon más atención, porque como dicen coloquialmente, te pueden estar metiendo “gato por liebre”.

Aquí no se trata de decirte en realidad cuál es mejor o peor, sino de concientizarte en las ventajas y desventajas que tiene cada una de estas dos marcas líderes de procesadores en el mercado y determinar cuál es la que más se ajusta a tus necesidades.

Un procesador se define como básicamente el cerebro del ordenador, por el cual pasa toda la información, dado que es el responsable de ejecutar todas las instrucciones que se le das al computador.

Según el sitio web oficial de AMD, www.amd.com, su procesador “ejecuta tus juegos en línea y aplicaciones demandantes sin interrupciones, con la potencia combinada de gráficos superiores y la tecnología de la CPU con núcleos múltiples, y las nuevas unidades de procesamiento acelerado, además convierte tu sistema en un generador multimedia y de productividad, con hasta ocho núcleos de potencia sin límites y con capacidad de overclocking”.

Por su parte www.Intel.com asegura que sus procesadores tienen características como “la administración inteligente de energía que reduce el consumo de la misma, en estado inactivo a través de compuertas de alimentación y estados de bajo consumo de energía automatizados; turbo Boost para aumentar el rendimiento mediante el aumento de la frecuencia del procesador y subprocesos múltiples simultáneos, que aumentan el rendimiento en aplicaciones paralelas y capacidades de administración remota, virtualización flexible y seguridad mejorada”, entre otros aspectos que han ayudado a posicionar los procesadores INTEL en el top of mind.

NIS - Nueva Ingeniería de Sistemas

No se puede negar que una de las mayores diferencias entre una marca y la otra es indudablemente su precio, siendo AMD mucho más asequible por su precio e INTEL un poco más costoso, pero AMD tiene características como su procesamiento más rápido en el equipo, lo cual es excelente, pero por esta misma razón recalienta mucho el equipo y puede llegar a afectar su buen funcionamiento, característica con la que no cuenta INTEL, que le genera mayor estabilidad en el funcionamiento de tu computador.

En conclusión, podríamos dedicarle libros enteros a cada uno de estas marcas en procesadores, pero lo que pretendemos es introducirte en sus diferencias y determines cuales son las ventajas para ti, recuerda que lo más importante siempre será saber cuáles son las tareas que llevarás a cabo en tu computador.

Sobra recomendarte que si quieres sumergirte mucho más en estos dos mundos, visites directamente los sitios webs de estas marcas: http://www.intel.la y http://www.amd.com en donde conocerás mucho mejor las especificaciones de sus procesadores.