¿Qué tal tener un doctor en línea las 24 horas que resuelva tus consultas todo el tiempo, estés donde estés?, que si te quedaste solo en casa y no eres bueno para la cocina tengas un chef que te dirija todo el tiempo de cómo preparar sus mejores platos o talvez se te ocurriría una aplicación móvil que entrene a tu perro para comportarse de manera adecuada, pero eso no es todo, hasta para el más celoso la imaginación no tiene límites, qué tal que existiera una app que te diga con quién está tu enamorado o enamorada en línea en su WhatsApp y así sacarte de dudas.

Estas fueron algunas de las ocurrencias de más de 10 jóvenes entre los 14 y 22 años de edad, al preguntarles cómo se imaginaban los cambios tecnológicos durante este año, llama la atención, como las apps móviles tuvieron gran protagonismo, apuntando a que estas seguirán mandado la parada en la industrial digital. En un país como Colombia el negocio de aplicaciones móviles es mucho más frecuente por quienes deciden emprender.

Según un estudio de la empresa investigadora del mercado digital, eMarketer, “este país se posicionó en el 2014 como el tercer país de Latinoamérica con más teléfonos inteligentes (14.4 millones) después de Brasil y México, y se espera que en 2018, cuando se cumpla el plazo del plan Vive Digital del Ministerio de las TIC, el número de equipos crezca hasta los 20.9 millones”.

Es tanto así que el mismo gobierno de Colombia apoya con el programa, ya mencionado, Vive Digital, a más de 50.194 emprendedores, capacitándolos en lenguajes de desarrollo tecnológico; desde el 2014 se han asesorado y apoyado 912 ideas de negocio, y 158 de ellas se han consolidado, alcanzando ventas e inversiones cercanas a los más de 3.000 millones de pesos, según la noticia publicada el 27 de febrero de 2015 por Noticias RCN.

3.000 millones de dólares no es una cifra nada insignificante y con lo anterior, se concluye que las aplicaciones móviles, además de contribuir con el mejoramiento de la calidad de vida de quienes las utilizan, es un negocio bastante rentable en un mundo en el que los viejos modelos económicos tienden a desaparecer.

Pero el beneficio económico es solo uno de los muchos puntos a favor que tienen las apps móviles, dado que otro factor indudable y a tener en cuenta es que cada vez más habrán muchas necesidades que buscarán resolverse por medio de aplicaciones, que más que un lujo ya se verá necesario, con ejemplos tan sencillos, como que las personas pasan mucho más tiempo con el móvil y por ende, en vez de prender sus televisores, computadores, radios, etc, sencillamente todo estas acciones las pueden realizar por medios de aplicaciones móviles.

Entonces, ¿por qué no buscar la forma de realizar todo tipo de acciones por medio del móvil? ¿Te imaginas una aplicación en la que puedas controlar y conducir tu carro por medio de una aplicación móvil? ¡Maravilloso!, por ahora sigamos disfrutando de las que ya existen e imaginando las que vendrán.