Hay quienes los pondrán nostálgicos, llenos de recuerdos y un poco melancólicos con este artículo, quizás nos devolveremos a los tan llamados “años maravillosos”, otros por el contrario, a lo mejor se sentirán sorprendidos de todo lo que ha avanzado el paso del tiempo para mejorar su estilo de vida y también hay quienes sencillamente no saben de qué vamos a hablar, es decir, hoy tenemos una lectura para todos los gustos.

¿Recuerdan cuando teníamos que desenrollar la cinta del casete para poder escucharlo? O teníamos que esperar a revelar los rollos de nuestra cámara para poder ver fotografías? Sí, es precisamente de aquellos artefactos que nos acompañaron por muchos años en nuestras vidas y que si bien, no han desaparecido en su mayoría, se consideran obsoletos porque sencillamente ya nos los utilizamos y los reemplazamos por artefactos de mayor avance.

Comencemos a recordar aquellos televisores analógicos, que ni tenían control para cambiar los canales o ajustar en el volumen sin necesidad de desplazarnos hasta el televisor para hacerlo. ¿Ahora?, prácticamente basta con mirarlos para que enciendan, nos conectemos a Internet y veamos las películas como si estuviéramos en el lugar de los hechos.

Los tan recordados disquetes fueron fundamentales en nuestras vidas a la hora de guardar más de un archivo que nos gustara o que necesitáramos, estos dispositivos de almacenamiento permitían el almacenamiento de datos informáticos de pequeños tamaños y con menor capacidad de un disco duro. Rápidamente estos discos evolucionaron, siendo reemplazados fácilmente por cds que además de almacenar música, guardara información con mayor capacidad, pero como el ser humano evoluciona y por lo tanto la manera de hacer las cosas también, no tardó mucho en aparecer las USB, permitiéndoles a los usuarios tener hasta más de 300 gigas de capacidad para guardar archivos.

Estamos seguros de que en todos los hogares todavía conservan uno y es que es difícil dejar atrás a este  reproductor que nos acompañó a ver tantas películas en VHS y que debíamos rebobinar, para dejar el video desde el principio,  pero que en cuestión de años estas cajas se transformaron en DVDs y nos vimos obligados a comprar otro tipo de dispositivo que se adaptara a este sistema.

Creo que nuestros hijos jamás sabrán la relación entre un lápiz y este pequeño rectángulo con agujeros, que además nos permitía grabar y conservar toda aquella música para disfrutar, pero que era todo un caos, cuando su cinta se salía de control y era en ese instante donde nos ayudábamos de un lápiz o cualquier artefacto con punta para desenrredarlo, ¿Ahora? Ahora solo se trata de conectar nuestro smartphone a un buen sistema de sonido para disfrutar.

¿Recuerdan cuando queríamos ver una foto, teníamos que esperar hasta revelar el rollo fotográfico? ¡Esto ya es historia! Desde la aparición de la cámara digital, ni necesitamos revelar las fotos y mucho menos necesitamos de rollos, es solo cuestión de almacenarlas en nuestros computadores o smartphones.

¿A cuántos les tocó realizar sus trabajos universitarios con este artefacto? Son difíciles de olvidar estas máquinas de escribir, pero no se puede negar que desde la aparición del computador, su uso fue notablemente reemplazado por los ordenadores, que más que escribir, permiten el acceso a Internet e insertar imágenes.

Las famosas palms servían para llevar a todos lados una libreta electrónica, que en sus inicios era solo análoga, sin imaginar que más adelante diríamos ¿para qué utilizarlas, si ya existen smartphones o tabletas electrónicas que las reemplazan?

Tener un contestador en casa era todo un lujo, un dispositivo que permitía a las personas que nos llamaban y no nos encontraban en casa, dejar sus mensajes de voz y comunicarse con nosotros, antes era necesario comprar a parte del teléfono el contestador, pero actualmente es solo cuestión de ir al mercado y adquirir solo el teléfono, ya que la mayoría de ellos poseen su buzón de mensajes, sin contar los que ya son digitales y su almacenamiento permanece en la nube.

El sonido siempre ha sido fundamental en aquellas reuniones familiares, con amigos o simplemente cuando estamos solos y queremos disfrutar de nuestra canción favorita, ¿qué pasaba antes cuando queríamos desarrollar estas actividades?, poníamos a funcionar nuestro reproductor de audio habitual y eramos felices, ahora no basta solo eso, nos interesa un sonido de calidad que nos haga vibrar mucho más y es donde aparecen los equipos de sonido actuales.

¿Qué mejor que terminar este artículo con los celulares, que sí que tanto nos han cambiado nuestras vidas? ¡Esta imagen vale más que mil palabras.